Locutorio: Cartas de fragancias.

Cartas de Fragancias de la Abadía del perfume

Descubre nuestras esencias, propiedades de estas, vestidos aromáticos y perfumes equivalencias descargándote nuestras cartas gratuitamente:

Carta de Esencias

Mezclas de flores, frutos, maderas y plantas exóticas, son los elementos que constituyen nuestras esencias. Conoce nuestros secretos.

DESCARGAR PDF

Carta de Vestidos

Carta de Vestidos: Te invitamos a vestir tu cuerpo con nuestros aromas, mezclando diversas fragancias y productos que despertarán tus sentidos.

DESCARGAR PDF

Carta de Recuerdos

Cada una de nuestras abadías está inspirada en una fragancia, encuentra la tuya y déjate seducir por sus notas aromáticas.

DESCARGAR PDF

El pensamiento se transforma en energía de acción y la acción en la sensualidad de la piel. El Locutorio es dónde el entusiasmo de todo lo vivido hasta ese instante se apodera de nosotros mientras la expresión ocupa un lugar preponderante. Murmuramos combinaciones aromáticas que nos gustan y nos atraen, que nos llenan de deseo y provocación, que nos hacen reír e incitan a jugar con los aromas de las cremas, jabones, leches corporales y geles. Es el despertar real de los sentidos, la fábula que ahora percibimos, recibimos, regalamos, y a la que damos vida a través de palabras repletas de sentimientos. ¡Pensar, sentir, acariciar, el aroma de tu piel!.

Recuerda:

Notas de salida: Es lo primero que percibimos del perfume, las primeras notas aromáticas que captan nuestra atención durando tan solo entre 3 a 6 minutos, es importante que después de percibir estas notas esperemos un poco para ir reconociendo nuestro perfume totalmente, pues a veces nos dejamos llevar por estas primeras notas de salida cuando el fondo del perfume es totalmente distinto.

Notas de corazón: Sus efluvios duran unos 20 o 30 minutos, componen el primer asalto de emociones y es donde encontramos a la familia olfativa de nuestro perfume, esta nos dará pistas de lo que luego serán las notas que perdurarán como aroma.

Notas de fondo: Son las que permanecen entre 12 y 48 horas para luego estar presentes en el recuerdo de prendas y lugares por mucho tiempo. Aquí es donde encontramos a la subfamilia olfativa y todas las esencias que armonizan y adornan nuestro perfume.

Familias Olfativas

Primero se elige la familia que dominará el empaque del perfume y después la subfamilia actuará como distintivo de nuestro aroma personal, más tarde otras esencias se unirán para adornar finalmente nuestro exclusivo perfume. Es como una receta de cocina: los aromas, sentimientos, emociones y percepciones se van uniendo poco a poco, con cuidado y amor para crear un plato perfecto.

Familias Femeninas:

Familia Chypre

Utilizado en la antigua Roma, Coty lo redescubrió en 1917 y lo llamo "Chypre". Las notas de madera, musgo y flores son las predominantes aunque a veces encontramos notas sobresalientes de cuero o frutas, consiguiendo un aroma rico y persistente. Todas estas notas reposan sobre acordes de ciste-labdanum, musgo de roble, bergamota y pachuli. Las notas Chypre se funden con notas más frutales o florales. Todo ello en conjunto hace que sea un perfume con carácter, indicado más bien para la noche, ya que su impacto es fácilmente reconocible.

Subfamilias

  • Chypre Floral. Se integran a la fragancia notas florales tales como el muguete, la rosa y el jazmín.
  • Chypre Frutal. Se integran a la fragancia notas frutales como el melocotón, la ciruela mirabel, los frutos exóticos.

Familia Cítrica o Hespérides

Todos los aromas de esta familia están constituidos por todas las "eaux fraiches" cítricas como la bergamota, el limón, la mandarina, el pomelo, la naranja, el azahar, el petit-grain o el naranjo agrio y el nerolí. A veces podemos encontrar acordes florales o de tipo Chypre. Constituyen un perfume ligero, armónico y fresco, sobre todo usado en épocas de verano y noches de calor.

Subfamilias

  • Citrica Aromática. Se integran en la fragancia acordes aromáticos, como el tomillo, el romero o el estragón.

Familia Floral

Siendo estas notas un componente de los más usados y encontrados en la perfumería, sobre todo femenina, una extensa variedad de bouquets florales hasta composiciones de soliflor se mezclan con toques verdes, aldehídicos, frutales o especiados. Estos aromas recomendados para su uso por el día y en noches de calor constituyen un aroma muy elegante.

Subfamilias

  • Floral Acuática. Un bouquet floral acompañado de un conjunto de notas marinas.
  • Floral Aldehidica. El ramo floral viene frecuentemente adornado con notas animales, talcosas o amaderadas. La salida está compuesta de aldehídos, asociados con hespérides.
  • Floral Clavel. El clavel se utiliza interviniendo en la elaboración de creaciones ricas y armoniosas.
  • Floral Frutal. En 1995, surgieron en la perfumería las nuevas notas frutales. Sin dejar de estar bien presente el tono floral, se mezcla con notas frutales también claramente perceptibles, como las del albaricoque, la frambuesa, el lichi y la manzana entre otras.
  • Floral Jazmín. La flor de Jazmín enriquece la nota floral de cabeza, ayudando a la estructura elaborada y refinada del perfume.
  • Floral Amaderada Musgo. Posee una nota de madera y/o de musgo, volviendo así la estructura más rica y moderna que la del perfume floral clásico.
  • Floral Muguete. Un ramo floral cuya nota dominante es el Muguete, que da al perfume una tonalidad fresca y primaveral.
  • Floral Rosa Violeta. El acorde floral dominante reposa sobre la Rosa y la Violeta.
  • Floral Tuberosa Naranjo. Se caracteriza por una sensualidad particular.
  • Floral Verde. Su composición floral se mezcla con notas verdes que le dan una frescura más astringente. Fundamentalmente se emplean en la categoría galbanum, junto con notas con aroma a hierba cortada.

Familia Oriental

Los musgos, la vainilla y las maderas se fusionan con flores y esencias exóticas como el almizcle. Estos perfumes orientales también llamados "ambarados" se distinguen por su sensualidad y calidez. En estas fragancias se distinguen por su sensualidad y calidez, los musgos, la vainilla y las maderas preciosas que están acompañados con flores y esencias exóticas. Sus materias tales como los almizcles, la vainilla y las maderas preciosas les otorgan su riqueza, y se encuentran a menudo acompañados de flores exóticas y de especias. Son perfumes para un perfil misterioso, seductor y femenino, especialmente indicados para la noche.

Subfamilias

  • Oriental Especiada. Al añadirse especias como la canela, el clavo de olor y la nuez moscada a un acorde oriental, se pone de relieve la originalidad y el carácter de estos perfumes de fragancia inconfundible.
  • Oriental Floral. Se trata de una base oriental clásica compuesta de elementos suaves y talcosos, acompañados de una nota floral exótica como la flor de tiaré o las flores especiadas.
  • Oriental Vainilla. La vainilla y las notas ambaradas clásicas realzan el efecto oriental original.

Familias Masculinas:

Aromática

Un acorde basado en el olor de una o varias hierbas aromáticas. Debido al carácter viril de estas composiciones, esta familia es una de las más amplias en la perfumería masculina. Los perfumes aromáticos se componen principalmente de salvia, romero, tomillo y lavanda, acompañados generalmente de notas hespérides y especiadas.

Subfamilias

  • Aromática Acuática. Las composiciones de esta subfamilia reposan sobre el acorde aromático de base, al que se le incorpora una nota marina. Esta familia, muy moderna, contiene creaciones recientes.
  • Aromática Agreste. El acorde aromático domina, enriquecido mediante notas agrestes con fragancias campestres, como las del heno y de la hierba fresca.
  • Aromática Amaderada. El bouquet de plantas aromáticas, sostenido por una nota amaderada, se encuentra adornado con una serie de notas frescas de flores blancas o de notas hespérides.
  • Aromática Helecho. Los elementos aromáticos básicos no faltan, pero se encuentran estrechamente asociados con un acorde helecho clásico con notas de lavanda, madera, coumarine, geranio y musgo de roble.

Amaderada

Su acorde principal está constituido por maderas tales como el sándalo, el cedro o el vetiver. Su carácter cálido lo adquieren cuando predomina el sándalo o el pachuli que lo hace más opulento, volviéndose más secos con la presencia del cedro y del vetiver. Estos acordes son muy masculinos, secos y elegantes pero siempre un toque de calidez. Muchas veces podemos encontrar notas frescas hespéride o notas aromáticas.

Subfamilias

  • Amaderada Acuática. Esta construcción se suele armonizar con un acorde de madera aromática completado con notas marinas.
  • Amaderada Aromática. Los acordes amaderados constituyen lo esencial de estas composiciones que siempre se abren con una tonalidad aromática impartida por el tomillo, el romero o la salvia.
  • Amaderada Chypre. El acorde amaderado dominante se ve realzado al agregársele notas chypres tales como el musgo de roble y el ciste-labdanum.
  • Amaderada Especiada. Un aroma suave y amaderado de sándalo, atizado con notas especiadas: pimienta, nuez moscada, clavo de olor y canela.
  • Amaderada Floral Almizcle. La nota amaderada, dominante en esta categoría, puede ser de cedro, pachuli o sándalo. Se encuentran notas de cabeza florales muy variadas: violeta, freesia. Se prolonga generalmente con notas de almizcle.

Cítrica

El carácter fresco y ligero de las notas hespérides, tales como la bergamota, la naranja, el limón, petit-grain (naranjo agrio) y la mandarina se ve realzado por notas aromáticas, amaderadas y especiadas. En esta familia se agrupan todos los perfumes constituidos principalmente por cítricos tales como la bergamota, el limón, la naranja, la mandarina y el pomelo. Estos perfumes se destacan por su frescura y ligereza, y comprenden las primeras "Eaux de Cologne". La presencia de notas aromáticas y especiadas en cantidades a veces considerables imparten a estos perfumes un carácter más masculino.

Subfamilias

  • Citrica Aromática. Los perfumes aromáticos se componen principalmente de salvia, romero, tomillo y lavanda, acompañados generalmente de notas hespérides y especiadas. El carácter viril de estas composiciones convierte esta familia en una de las más desarrolladas en la perfumería masculina.

Oriental

La armonía de las especias, de la madera y de la vainilla da origen a perfumes sofisticados y envolventes. La riqueza y la sofisticación de las composiciones orientales, aireadas con facetas aromáticas o hespérides, radican en el uso de materias preciosas como el ámbar, la resina, el tabaco, las especias exóticas, las maderas sensuales y las notas animales.

Subfamilias

  • Oriental Especiada. Sobre una base de ámbar, se integra una nota especiada muy perceptible que viene a reforzar la composición con la presencia de nuez moscada, clavo de olor, canela o cardamomo.
  • Oriental Helecho. Estos perfumes orientales de construcción clásica poseen una nota de salida de tipo helecho compuesta clásicamente de lavanda, coumarine y musgo de roble.
  • Oriental Amaderada. Los acordes orientales compuestos de notas cálidas y ricas tales como la vainilla, la coumarine y el ciste-labdanum se ven acentuadas por notas amaderadas y opulentas como el pachuli, el sándalo o el vetiver.